Candy bar Country 

Esther y Andrés no son unos novios al uso... Querían que su candy bar no fuese lo típico en una boda. Teníamos unas ideas para ellos, pero cuando nos dijeron que iban a llegar al restaurante en su flamante Harley, no lo pensamos más! Una mesa de chuches country, con reminiscencias a aquel granero lleno de viejos tesoros...


 


  



  



 


  


 

Esther y Andrés no son unos novios al uso... Querían que su candy bar no fuese lo típico en una boda. Teníamos unas ideas para ellos, pero cuando nos dijeron que iban a llegar al restaurante en su flamante Harley, no lo pensamos más! Una mesa de chuches country, con reminiscencias a aquel granero lleno de viejos tesoros...


 


  



  



 


  


 

Más